¿Por qué es rentable hacer fiestas electrónicas temáticas?

Comparte con mucho amor

Llevar a cabo una fiesta electrónica exitosa puede parecer algo sencillo, pero lo cierto es que, hoy en día, con tantos festivales y espectáculos electrónicos en el mundo, para que un evento de estas características logre ser memorable, no solo debe ser divertido, sino también debe ser original y excitante.

Ciertamente, las expectativas de las personas son cada vez más elevadas, ya que no sólo buscan entretenimiento y pasar un rato agradable, también quieren experiencias únicas y con las que puedan involucrarse de manera activa.

Por eso, cuando se trata de diseñar un evento electrónico único y verdaderamente perdurable, nada resulta más eficaz que elegir un tema, es decir, organizar una fiesta temática.

 

¿Qué es una fiesta temática?

Una fiesta temática consiste —como su nombre lo indica— en una reunión que gira en torno a un tema o idea en particular. Generalmente, esta clase de eventos presentan ciertos tipos de comida, decoraciones, ocupaciones, y, en muchos casos, disfraces o algún estilo particular de vestimenta.

Estos aspectos facilitan la organización, ya que, al centrarse en un tema en específico, reducen los factores de riesgo y focalizan la atención de los asistentes en el objetivo del evento. De este modo, las fiestas temáticas no sólo resultan fáciles de organizar, sino que también son prácticas y muy rentables.

Además, si son bien llevadas a cabo, pueden ser un catalizador para el éxito de una marca o empresa. El tema que elijamos permitirá que los participantes se involucren de forma activa con la experiencia, generando, así, un evento del que se hablará durante semanas.

 

¿Cómo elegir el tema?

Ahora bien, no existe ninguna regla a la hora de elegir un tema. No obstante, éste debe ser ejecutado cuidadosamente para que los invitados se sientan motivados a involucrarse.

Por lo mismo, antes de elegir un tema debemos tener en cuenta ciertos factores como:

El público objetivo

Es decir, los invitados a la fiesta. Elige un tema con base en las respuestas a las siguientes preguntas:

¿Qué quiero lograr con esta fiesta?

¿Es este el mejor tema para transmitir mi marca a los invitados?

¿Estoy tomando en cuenta a mi audiencia, sus gustos y necesidades?

 

El lugar y fecha del evento

 

¿Qué decoraciones o ambientes se requieren para expresar el tema?

 

Nuestro presupuesto

¿Qué necesito para la fiesta y cuánto dinero requiero para llevarla a cabo?  ¿Quiénes me ayudarán a organizarla?

Una vez que hayas elegido el tema ideal, debes procurar que todos los elementos giren en torno a él. No olvides que el tema seleccionado definirá el tono de la fiesta y establecerá el estado de ánimo de los asistentes; es por eso que debes tenerlo bien planificado.

Lo divertido de este tipo de eventos es que todos los que participan —desde los invitados hasta quienes se encargan de organizarlo— se involucran mucho en el evento, haciéndolo único e inolvidable.

 

Ventajas de una fiesta electrónica temática

 

Proporciona unidad y cohesión al evento.

Un tema bien elegido refleja los objetivos del evento y los unifica en torno a sus características particulares. Esto resulta bastante útil cuando se quiere promover una marca o recaudar fondos.

 

Crea ruido y presencia de marca —Buzz marketing—.

Si la fiesta es exitosa, la gente comenzará a hablar de la marca o evento en todas las redes sociales y se generará promoción boca a boca.

Además, ten en cuenta que este tipo de eventos promueven el intercambio social; la gente quiere sentirse involucrada, quiere hacer notar su presencia en un evento tan importante, quiere sentirse parte de él.

Así, si tu fiesta es exitosa, notarás cómo todos comienzan a publicar fotos y comentarios en las distintas redes sociales.

Diseñar un evento en el que las personas quieran naturalmente tomar fotos y compartir es una excelente manera de generar entusiasmo y promover el intercambio social.

 

Establecen el ambiente e integran a los invitados

Un tema bien elegido define, de entrada, el ambiente del evento. Desde un principio, los asistentes desearán involucrarse y divertirse tanto como les sea posible. Cada tema tiene una sensación única asociada y se mantiene a lo largo del evento, desde el lugar de celebración, hasta los elementos decorativos, menús, disfraces, juegos, etcétera.  Si a esto le agregas un buen DJ, que sepa como dirigir el entusiasmo en los asistentes, tienes el éxito asegurado.

Sólo no olvides que cada elemento de la fiesta debe estar bien sincronizado con el tema, para no generar confusión e impulsar de forma casi automática el estado de ánimo de todos los invitados.

 

La organización es sencilla

En primera instancia, la organización se vuelve sencilla, o al menos no nos tomará tanto tiempo pensar cómo deben integrarse los distintos aspectos que la conforman, ya que el mismo tema los determina. ¿El teme es música disco? No puede faltar una gran bola de espejos. ¿Halloween? Hay tantos platillos divertidos con temática monstruosa. El tema perfecto refleja tu creatividad y habla bien de tu marca.

 

Hace que la fiesta sea memorable

Reconocidos festivales electrónicos como Tomorrowland, Untold o el Cirque Magique en Bélgica tienen en común que ofrecen a los asistentes una experiencia única que gira al rededor de un tema elegido; este aspecto es lo que los hace destacarse de muchos otros.

Por otro lado, la gente siempre recuerda las fiestas que ofrecen el máximo entretenimiento. Los programas especiales, las actuaciones y la máxima diversión asociada con estas fiestas temáticas los convierten en un recuerdo agradable.

 

Son más exitosas que las fiestas regulares.

Hay una razón por la que la Met Gala es uno de los eventos más célebres en el mundo: y es que las fiestas temáticas, entre más llamativas, son más populares y atraen a más invitados.

Un buen tema permite resumir en pocas palabras los objetivos del evento y captar rápidamente la atención de su público objetivo, lo que facilita el intercambio en redes y ayuda a alcanzar los objetivos con mayor facilidad, de ahí que sean uno de los métodos más recurridos para la recaudación de fondos.

 

Se ajustan a tu presupuesto

Una fiesta temática no tiene por qué ser costosa. Al contrario, es el pretexto perfecto para dejar volar tu imaginación. Además, una gran parte de la escenografía la ponen los mismos invitados con sus disfraces.

 

En conclusión

Como puedes ver las fiestas temáticas terminan siendo altamente rentables ya que, con poca inversión de tiempo y dinero, puedes llevar a cabo un evento con altas probabilidades de éxito.

Por supuesto, la clave es esforzarse y definir un buen tema que sorprenda a tus invitados.

Hay cientos de temas fantásticos que puedes probar. No tengas miedo de arriesgarte. Solamente asegúrate de dar a todos los asistentes el tiempo suficiente para que puedan preparase.

Por último, no olvides que se trata de una fiesta electrónica. La elección del DJ y el repertorio musical es, sin lugar a dudas, uno de los factores clave para lograr el éxito.

 

 


Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!