Cómo es el duelo por un fallecimiento debido al coronavirus

Comparte con mucho amor

Cómo es el duelo por un fallecimiento debido al coronavirus

 

Bastante cambiaron los métodos en el momento de sepultar a un individuo que fué afectada por el COVID-19. El prominente nivel de contagio de la patología, más las medidas de cuarentena y distanciamiento popular hicieron que los servicios funerarios como velorios y entierros sean muy diferentes a eso que se acostumbraba.

Escasas personas en el cementerio, nada de misas o velatorios, nada de tomarse de las mano o abrazarse, y la utilización de máscaras y guantes son los elementos que en este momento se asocian a los familiares y amigos que tienen que ofrecer el último hasta pronto a sus conocidos cercanos en la mitad de esta pandemia, por disposición de la autoridad sanitaria.

Circunstancia que incrementa el mal por una partida irreparable y para la que, en la medida de lo viable, es bueno prepararse siguiendo algunas sugerencias. La sicóloga Francisca Salvo, coordinadora de la Unidad de Desafío de la Funeraria Inmemoria, distribución algunos consejos para sobrellevar el desafío, justo en instantes en que aumentó la proporción de muertos por el covid-19 según los registros del Ministerio de Salud.

Y además el Registro Civil anunció que mayo pasado fue el mes con más muertos en la Zona Metropolitana de la más reciente década con 4.873 muertos, 1.094 decesos más que en mayo de 2019, lo que supone un incremento de cerca del 30%.

1.- Evadir el aislamiento popular Aunque estemos separados de forma física, tenemos la posibilidad de comunicar por otros medios, como las videollamadas, los sentimientos de tristeza y de impotencia. Es muy bueno tomarse un tiempo para que las emociones repugnantes fluyan de otra forma, para que a la pena no se sume la iniciativa de que se perdió además la independencia de expresarse.

2.- Es servible escribir, pensar, llorar y ejercitarse En el aislamiento y la soledad obligatorias es bueno descargarse a través de la escritura, la reflexión y el llanto, para expresar las vivencia del mal y la pena, y no evadirla con ocupaciones distractivas. El entrenamiento del cuerpo, en la medida de lo viable y medido, además es bueno.

3.- Utilizar interfaces en línea Todos requerimos de un espacio físico y emocional para visibilizar la pérdida, más que nada, cuando es primordial. Y una forma de conseguir ello en estos momentos de pandemia es a través de las interfaces en línea, que nos hacen relacionarnos de una exclusiva forma. Una alternativa aquí es arrimar el rito a las viviendas con servicios funerarios en línea.


Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!