Cómo mantener una salud mental positiva en tiempos difíciles

Cómo mantener una salud mental positiva en tiempos difíciles La salud mental es fluctuante, no es la misma en todos los momentos y etapas de la vida; esta tiene sus vaivenes, tal y como ocurre con la integridad física.

Internet 23/10/2023 Daniel Lamps

Cómo mantener una salud mental positiva en tiempos difíciles


La salud mental es fluctuante, no es la misma en todos los momentos y etapas de la vida; esta tiene sus vaivenes, tal y como ocurre con la integridad física. Y es que por más que no se quiera, son muchos factores los que le influyen en nuestra cordura, desde la situación económica, la familia, las relaciones, el trabajo, hasta el lugar donde vivimos, y esto solo por nombrar algunos.

Con base en lo antes mencionado, resulta obligatorio asumir un conjunto de actitudes que coadyuven a la preservación del bienestar de nuestra mente. Y esto no debe hacerse de manera momentánea, no, sino que estas acciones necesitan volverse parte de nuestro día a día si es que queremos una sanidad real.

En adelante, compartimos una reflexión acerca de la trascendencia de la sanidad mental y ofrecemos una serie de consejos para preservar este estado cuando las dificultades se presentan.

La importancia de la salud mental


En los años recientes hemos asistido a una toma de conciencia generalizada acerca de cuán importante es la salud mental. No es extraño ver contenido al respecto en redes sociales y muchas personalidades —de la farándula, el deporte y otros ámbitos— han comenzado a abrirse acerca de sus luchas internas, abogando por la visibilidad de los trastornos mentales y más condiciones.

Muchos de estos padecimientos y sus síntomas —como lo pueden ser el estrés crónico, la ansiedad generalizada, la depresión y el síndrome de estrés post traumático (por nombrar algunos de los más comunes)— tienen consecuencias negativas en la parte orgánica. A su vez, dichas señales pueden acarrear patologías cardiovasculares, gastrointestinales y neurológicas, así como dolencias musculares recurrentes. Además, afectan nuestro metabolismo, llevándonos a sufrir irregularidades en el sueño, el apetito y la actividad física.

Pero no solo se trata de cuánto pueden repercutir en nuestra salud física las condiciones precarias de salud mental, sino también de que por sí mismas nos impiden llevar una vida plena. Cuando nuestra cordura no está nada bien resulta dificultoso:

  • Tomar decisiones adecuadas;

  • Participar activamente en la comunidad;

  • Entablar y conservar relaciones interpersonales saludables;

  • Alcanzar nuestro potencial profesional.


Entre muchas otras cuestiones. Por todos estos motivos es imprescindible que cada quien tome la responsabilidad de cuidarse integralmente, poniendo en práctica buenos hábitos como los descritos a continuación:

Tómate un tiempo alejado de las pantallas


Sabemos que a todos nos gusta pasar horas muertas consumiendo contenidos en streaming. Otros aman los videojuegos o están fascinados con las oportunidades que brindan portales como Mr Bet casino Chile. Y aunque ninguna de estas actividades es reprochable, también es necesario pasar tiempo al aire libre y en compañía de otros.

Salir a dar un paseo mientras haya luz solar activa nuestro organismo y lo revitaliza. Es altamente recomendable acercarse a la naturaleza o las comunidades en las que vivimos. Por ello, no temas pasar tiempo alejado de las pantallas y aprovecharlo de otra forma.

Conéctate de forma significativa con tus seres queridos


Los seres humanos requerimos de la compañía y la aceptación de otros para sentirnos bien. Está en nuestros genes, ya que los primeros humanos necesitaban andar en grupos para protegerse de depredadores y proporcionarse alimentos.

Sin embargo, con la vida moderna y sus demandas, es común que dediquemos incontables horas al trabajo y que descuidemos otras áreas como la socialización. Es como si el tiempo que no estuviésemos produciendo dinero se considerara un desperdicio. Nada más peligroso que este tipo de pensamientos.

Estar en compañía y sentirnos valorados ayuda a reducir el estrés laboral y a mitigar sus daños. Por eso se recomienda tomarse un rato al día —o por lo menos a la semana— para conversar distendidamente con amigos o familiares cercanos y hacer actividades que estrechen esos lazos. Quienes no cuentan con una red de apoyo próxima o están recién llegados a una ciudad nueva, pueden involucrarse en actividades de voluntariado o tener hobbies que los acerquen a otros.

Presta atención a tu salud física


La relación cuerpo-mente es indivisible, inseparable: si uno está mal, el otro padecerá las consecuencias y viceversa. Para lograr una óptima salud mental es obligatorio que nuestro organismo esté en las mejores condiciones. Lograr esto amerita, además de una buena alimentación, una rutina de esparcimiento, ejercicios y, por supuesto, una jornada de sueño realmente reparadora.

Consulta regularmente con un especialista


Tal vez el más importante consejo que podamos brindarte es también el más obvio: si llegas a experimentar situaciones que menoscaban tu bienestar mental, entonces no dudes en consultar con un especialista. En décadas pasadas, acudir al psicólogo creaba una especie de estigma, pero en nuestros tiempos eso ha cambiado.

Hay muchas opciones que puedes tomar, ya sea acudiendo a un consultorio o haciendo una cita en línea. Recuerda: solo un especialista certificado podrá darte la atención que realmente necesitas.