Aliviando el malestar gástrico. Entendiendo las diferencias entre Antiax y Omeprazol

Aliviando el malestar gástrico.

Internet 20/09/2023 Josefina Ceccini

Aliviando el malestar gástrico. Entendiendo las diferencias entre Antiax y Omeprazol




¿Han experimentado alguna vez esa molesta sensación de acidez estomacal? ¿Se han preguntado como podrían aliviarlo y cuál es el mejor remedio? Si te encuentras en una situación similar y buscas información en internet, es probable que te hayas encuentrado con dos opciones de tratamiento bastante comunes el Omeprazol y el Antiax. Pero ¿cuál es la mejor opción para ti? Acá te explicamos las diferencias claves entre estos dos medicamentos.  El Omeprazol, por un lado, que es un inhibidor de la bomba de protones que reduce la producción de ácido en el estómago, donde su función consiste en disminuir la cantidad de ácido que se produce en el estómago para tratar la acidez estomacal. Y, por otro lado, el Antiax, que es un antiácido y antiflatulento indicado para aliviar temporalmente los síntomas de la acidez y el malestar estomacal.  ¿Han odio hablar de ellos o es primera vez? Cual sea tu respuesta quédate para leer las diferencias entre ellos para informarte y puedas tomar una mejor decisión si sufres de estos malestares.



En relación con el inicio de acción, el Omeprazol no tiene efecto inmediato, generalmente tarde horas en manifestarse y alcanzar su efecto máximo en un día o más, a diferencia de Antiax que tiene un rápido inicio de acción, aliviando los síntomas en cuestión de minutos. En cuanto a la duración del efecto, vemos que en el Omeprazol tiene una larga duración, puede durar hasta 24 horas o más, en cambio el Antiax es de corta duración, por lo general son solo horas. Asimismo, es importante considerar las indicaciones de cada uno, pues el Omeprazol es usado para condiciones más serias como úlcera péptica, esofagitis erosivas, enfermedad por reflujo, acidez entre otras. En cambio, el Antiax es usado generalmente para aliviar síntomas menores como acidez estomacal, indigestión ácida y flatulencia. Este punto es muy importante que lo evalúen al momento de elegir qué remedio comprar.



Ahora veremos los efectos secundarios, algo que a muchos le interesa. En el caso del Omeprazol, puede tener posibles efectos secundarios incluyendo dolor de cabeza, náuseas, diarrea, riesgo aumentado de infecciones intestinales y deficiencias nutricionales con uso prolongado. Y el Antiax, igual tiene, pero menos, tales como estreñimiento o diarrea dependiendo de los ingredientes. También puede interferir con la absorción de ciertos medicamentos.



Finalmente, en relación con la vía de administración en ambos es oral, y en cuanto a la dosis, existe una diferencia en ambos, dado que en el Omeprazol es bajo prescripción médica, y en el Antiax es 1 a 2 comprimidos después de comidas principales. Entonces vemos que el primero requiere de receta médica a diferencia del segundo.

CONTRADICCIONES: El Omeprazol NO debe ser usado por personas con alergias conocidas al medicamento, y debe usarse con precaución en personas con ciertas condiciones médicas, como enfermedad hepática. Y en el caso del Antiax, son en general seguros, pero deben EVITARSE en casos de insuficiencia renal, y pueden interferir con otros medicamentos.

PROS Y CONTRAS OMEPRAZOL: Las ventajas que tiene son: un efecto duradero, trata afecciones más serias, reduciendo la segregación gástrica y requiere de receta para su compra. Pero sus contras son que el efecto no es inmediato, que tiene varios efectos secundarios y que el uso prolongado tiene mayores riesgos de efectos secundarios.

PROS Y CONTRA ANTIAX: Las ventajas son: su acción rápida, menos efectos secundarios y no requiere de receta médica para su compra. Y sus contras son que genera un alivio temporal y de corta duración, no apto para tratar afecciones más serias y puede interferir con otros medicamentos.

¿Les ha sido útil esta información? Esperamos que si, pero es esencial recordar que siempre se debe consultar con un médico o profesional de la salud antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento o ingesta de remedio, pues cada individuo es único, y solo un profesional capacitado puede dar un diagnóstico preciso y buscar un plan de tratamiento adecuado a la necesidad especifica.