Salario Mínimo en EEUU por Estado

Salario Mínimo en EEUU por Estado

Estadísticas 04/12/2023 Daniel Lamps
Salario Mínimo en EEUU por Estado
Salario Mínimo en EEUU por Estado

Salario Mínimo en EEUU por Estado

Buscando garantizar condiciones de trabajo justas y prevenir la explotación de la fuerza laboral, el salario mínimo se establece como un límite inferior en la compensación que reciben los empleados. Así, se trata de proteger a los trabajadores de ingresos insuficientes y proporcionar un estándar básico para la compensación laboral.

 El origen de la decisión

La historia del salario mínimo en EE. UU. se remonta a la década de 1930 durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt. En 1933, en medio de la Gran Depresión, se propuso la Ley Nacional de Recuperación Industrial (NIRA), que tenía como fin regular las prácticas laborales y comerciales. Sin embargo, en 1935, la Corte Suprema la declaró inconstitucional.

 En respuesta a esta decisión polémica, Roosevelt presentó la Ley de Normas Laborales Justas (FLSA) en 1938. Allí estableció un salario mínimo de 25 centavos por hora y una jornada laboral estándar de 44 horas a nivel nacional. Desde entonces, año a año, se debe realizar una fijación y ajuste del salario mínimo para reflejar cambios en el costo de vida y las condiciones económicas.

 Importancia del valor mínimo

El salario mínimo se encarga de proteger a los trabajadores de montos injustos y condiciones laborales precarias. Proporcionando un estándar mínimo para la compensación, garantiza que los trabajadores reciban una remuneración justa por su contribución.

 Al fijar un mínimo, se busca abordar las disparidades económicas. Esto contribuye a una distribución más equitativa de los ingresos y promueve un mayor nivel de vida para los trabajadores de bajos salarios.

 Aunque puede ser objeto de debate, su implementación también tiene el potencial de estimular la economía. Aumentar los salarios básicos puede incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores, impulsando el consumo y, por ende, el crecimiento económico.

 La existencia de un salario mínimo proporciona estabilidad social, reduciendo la pobreza y mejorando las condiciones de vida. Esto, a su vez, contribuye a un entorno laboral más armonioso y equitativo.

 

Variaciones regionales y criterios

En el estados como New Hampshire, la legislación permite pagar tan poco como 7,25 dólares por hora, el salario mínimo federal establecido. Sin embargo, la realidad desafía esta cifra, ya que la baja tasa de desempleo, registrada menos del 2%, ha generado salarios más elevados en la práctica.

 En un mercado laboral competitivo, incluso empleos de verano para trabajadores jóvenes se compensan con salarios superiores, alcanzando generalmente los 14 dólares por hora. Esta dinámica pone de manifiesto cómo las leyes del salario mínimo a menudo se ven eclipsadas por las fuerzas de oferta y demanda en el mercado laboral.

 

Debate político y social del Salario Mínimo

A nivel nacional, el salario mínimo federal impacta a un número limitado de trabajadores. Tan solo 68.000 empleados cobraron 7,25 dólares por hora en los primeros siete meses de 2023. Un número que representa menos de 1 en 1000 trabajadores pagados por hora.

 Incluso en el caso de grandes empresas, como Walmart, se han adoptado políticas salariales independientes de la legislación vigente, garantizando un salario mínimo de 14 dólares. Este fenómeno revela la relevancia relativa del salario mínimo federal en el panorama laboral.

 A pesar de la persistencia de salarios altos en la práctica, el tema del salario mínimo ha perdido interés en el mundo político. Incluso el presidente Joe Biden, en su actual campaña en búsqueda de la reelección, rara vez aborda esta cuestión.

 Más aún, la Federación Internacional de Empleados de Servicio, quien promueve el movimiento "Fight for $15", ha desviado su atención hacia otras políticas. Así sugiere al público un desinterés generalizado en elevar el salario mínimo a nivel nacional actualmente.

 Comparativas con el costo de vida

En un estado como Massachusetts, por ejemplo, la cadena Dunkin’ Donuts paga un mínimo de $15 por hora, superando significativamente el salario mínimo federal. Sin embargo, a pesar de estos salarios más altos, persisten desafíos económicos para muchos trabajadores.

 El impacto de la pandemia ha remodelado el mercado laboral de bajos salarios, otorgando a los trabajadores un mayor poder de negociación. La demanda creciente de bienes y servicios ha superado la oferta de trabajadores, resultando así en sueldos más elevados.

 Este fenómeno se observa incluso en estados con mínimos más bajos, como Mississippi, donde la competencia por conseguir empleados ha elevado los salarios por encima de los 7,25 establecidos por ley. Por su parte, en Alabama, se pueden encontrar empleados ganando 12 dólares por hora.

 Aunque su salario supera el mínimo federal, la lucha para llegar a fin de mes se vuelve complicada debido a los costos de transporte y al aumento generalizado en el costo de vida. De ahí surge la compleja relación entre los salarios y el costo de vida, destacando que salarios más altos no siempre garantizan una estabilidad económica para los trabajadores.

 Tabla de Salario Mínimo por Estado en EEUU en USD

Distrito de Columbia 16,50
Washington 15,74
California 15,50
Massachusetts 15
Nueva York 14,20
Nueva Jersey 14,13
Connecticut 14
Arizona 13,85
Maine 13,80
Colorado 13,65
Oregón 13,50
Maryland 13,25
Vermont 13,18
Rhode Island 13
Illinois 13
Missouri 12
Virginia 12
Nuevo México 12
Hawai 12
Delaware 11,75
Florida 11
Arkansas 11
Alaska 10,85
Dakota del Sur 10,80
Minnesota 10,59
Nevada 10,50
Nebraska 10,50
Ohio 10,10
Michigan 10,10
Montana 9,95
West Virginia (Virgina Occidental) 8,75
Oklahoma 7,25
Utah 7,25
Nuevo Hampshire 7,25
Kansas 7,25
Iowa 7,25
Pensilvania 7,25
Indiana 7,25
Idaho 7,25
Dakota del Norte 7,25
Wisconsin 7,25
Kentucky 7,25
Texas 7,25
Carolina del Norte 7,25
Georgia 5,15
Wyoming 5,15

Algunos indicios a futuro

A medida que la economía se vaya enfriando, surge la incógnita sobre si el salario mínimo volverá a cobrar relevancia. Ajustado por inflación, el salario mínimo federal se encuentra en su punto más bajo desde 1949, generando interrogantes sobre la necesidad de ajustes para reflejar la situación económica actual.

 La realidad indica que su valor se mantiene en 7,25 desde 2009, siendo este el periodo más extenso sin un aumento desde 1938. A pesar de que la campaña "Fight for $15" ha logrado éxitos a nivel estatal y local, su atención se ha desviado hacia otras preocupaciones, evidenciando un cambio de enfoque en la agenda política.

 Si bien los salarios mínimos legales establecen un marco, la realidad laboral demuestra que factores como la competencia en el mercado y el costo de vida son determinantes clave en el bienestar económico de los trabajadores.