Diferencia entre una cuenta vista y una cuenta corriente

Diferencia entre una cuenta vista y una cuenta corriente

 

Si necesitas abrir una cuenta para comenzar a operar tu emprendimiento, que va a ser más favorable para ti, abrir una cuenta corriente o abrir una cuenta vista.

Las cuentas de depósito a la visión, más populares como «cuentas vista» o «chequeras electrónicas» son cuentas en las cuales el titular puede llevar a cabo depósitos y giros de manera directa en las sucursales del Banco por medio de ventanilla, o bien, usando medios electrónicos como tarjetas de débito, y de esta forma usar los cajeros electrónicos para hacer sus operaciones. La mayor parte de ellas aceptan hacer transacciones electrónicas.

Una de las primordiales propiedades de este producto es que hablamos de un sistema de gestión de dinero que no está asociado a alguna clase de crédito, salvo que voluntariamente el cliente solicite su estipulación laboral.

En cambio una cuenta corriente bancaria es un contrato de seguridad en virtud del cual el Banco se ordena a cumplir las órdenes de pago del cliente hasta la concurrencia de las proporciones de dinero que hubiere depositado en ella o del crédito que se haya estipulado.

De esta manera, el titular de la cuenta corriente va a poder girar cheques hasta por un valor que en total no pase las proporciones depositadas antes en el Banco, o los montos accesibles en la línea de crédito si la tuviere.

Las condiciones en general del contrato de cuenta corriente están en un archivo estandarizado que es redactado antes por el Banco.

Entonces la enorme distingue que está entre los dos tipos de cuentas es que una está asociada a alguna clase de crédito y la otra no.

Según tus pretensiones tendrás la posibilidad de elegir qué tipo de cuenta es la que necesitas para tu emprendimiento.