Los nuevos protocolos de las funerarias por el Covid-19

Comparte con mucho amor

Los nuevos protocolos de las funerarias por el Covid-19

 

La pandemia por la Covid-19 cambió la vida de millones de personas a nivel mundial. Casi todos los ámbitos de la vida experimentaron una transformación drástica: el contacto social, el trabajo, la escuela, los actos culturales, la forma de hacer deporte y, como era de esperarse en un contexto de emergencia sanitaria, también cambiaron los rituales de despedida de los seres queridos…

En este último aspecto, en marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una guía general, llamada “Prevención y Control de Infecciones para el manejo seguro de un cadáver en el contexto de COVID-19”.

Por su parte, las autoridades sanitarias de cada país publicaron lo que podría interpretarse como una versión propia de la guía, teniendo en cuenta la cultura y tradiciones de su nación en materia funeraria.

A continuación, te ofrecemos un resumen de los nuevos protocolos generales que siguen las funerarias a causa de la Covid-19. Es necesario precisar, que las normas establecidas podrían variar según el país e incluso de acuerdo al estado o provincia donde se realicen las exequias; pero hay algunas pautas estandarizadas y son estas:

 

  • Medidas de protección para los trabajadores funerarios. Para prestar sus servicios e el contexto de la emergencia sanitaria, el personal de la funeraria y el cementerio debe disponer y usar los suministros necesarios para realizar la higiene de sus manos. También deben tener el equipo de protección personal adecuado al nivel de interacción con el cuerpo que como trabajador deba tener.
  • Manipulación del cuerpo. La OMS no estableció la necesidad de usar bolsas especiales para trasladar los cuerpos de las víctimas del Covid-19; Tampoco un trasporte especial. Pero por ejemplo, en Colombia está establecido que los cuerpos deben depositarse en bolsas herméticas con doble grosor.
  • Ceremonia. Los actos fúnebres deben llevarse a cabo en un tiempo no mayor a 90 minutos. La asistencia de los deudos está limitada a pequeños grupos. Por ejemplo, en Chile solo un máximo de 90 personas puedes asistir al velatorio; en el Reino Unidos 30 personas; en África 50 y en Arabia Saudita 10 personas. También debe mantenerse el distanciamiento social entre los deudos que asistan al funeral.

Los protocolos dictados por la OMS no están en contra de que el cuerpo pueda expuesto durante el velatorio; pero no se debe tocar, ni besar. Nuevamente en este particular cada país impone su propia normativa. En Palestina, Túnez, Jordania y Egipto, las familias tienen estrictamente prohibido abrir el ataúd.

  • Control ambiental. La limpieza ambiental es parte importante en los nuevos protocolos funerarios por el Covid-19. En este sentido, todos los ambientes deben mantenerse limpios y ventilados. Así como también debe llevarse a cabo la desinfección del trasporte cada vez que se lleve a cabo un traslado.
  • Otras previsiones. En algunos países se ha limitado el uso de decoraciones como velas, flores o fotografías del fallecido.

 

Aunque en medio de dolor por la pérdida de un ser querido puede que parezcan excesivos ciertos controles, hay que tener en cuenta que estas previsiones tienen el objetivo de proteger a los deudos, a los trabajadores funerarios y a su circulo familiar y social cercano.


Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!