Ñoquis con salsa de tocino y calabaza.

Comparte con mucho amor

Encanta a todos con esta preparación: ñoquis con salsa de tocino y calabaza. Una manera distinta y sabrosa de comer pasta, combinando distintos productos. No esperes más. ¡A cocinar!

INGREDIENTES.

Aceite de oliva.

Pimienta y sal.

4 cucharadas de queso rallado.

1 pizca de ralladura de nuez moscada.

4 cucharadas de crema.

4 cucharadas de mantequilla.

150 gramos de tocino.

500 gramos de calabaza.

350 gramos de harina.

1 huevo.

1 kilo de papas.

PREPARACIÓN PASO A PASO.

  1. En papel de aluminio envolver la calabaza sin semillas. En el horno precalentado, por 1 hora cocínala.
  2. Incorpora el tocino cortado en pequeños cubos en una olla sin aceite para saltearlo. Añade mantequilla, ralladura de nuez moscada, queso rallado, crema y la calabaza molida, a tu gusto salpimentar e integra bien los ingredientes removiendo con suavidad. Apaga pasado 2 minutos.
  3. Continúa eliminando la tierra de las cáscaras de las papas, lavándolas muy bien. Con abundante agua y un poco de sal, dispón una olla y por 25 minutos cocina con cáscara las papas. Al concluir el tiempo escurre, entibia y pela.
  4. Toma las papas en una prensa y muélelas. Deja que enfríen. Mezcla, en un recipiente, los 300 gramos de harina, el huevo y las papas molidas. Hasta integrar bien une y arma una masa, evitando que se pegue en tus manos. Agrega harina, si es necesario.
  5. En una mesa enharinada toma porciones de la masa y arma tiras de unos 2 centímetros de grosor. De 3 centímetros de largo aproximadamente corta los ñoquis. Para formar las ranuras, presiona con los dientes de un tenedor.
  6. En abundante agua hirviendo con sal cocina a fuego alto los ñoquis, agregando de a poco para evitar que se peguen. Al subir a la superficie, retira y reserva en fuente dispuesta con un poco de aceite de oliva.

Sirve en un plato la salsa de calabaza y tocino sobre esta coloca los ñoquis. Espolvorea cilantro picado o queso rallado.


Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!