¿Qué es repatriación funeraria? 

Comparte con mucho amor

¿Qué es repatriación funeraria?

 

Cuando un individuo cercano fallece fuera del país, tienes la oportunidad de traer sus restos a Chile por medio de un trámite que es repatriación funeraria. Lo mismo sucede cuando un individuo muere en este territorio y sus afectos deciden mover su cuerpo a otra nación.

¿Has sufrido, tristemente, el fallecimiento de un familiar en el extranjero?

 

Entonces, es requisito que sepas algunos datos sobre la administración que vas a realizar: dónde se ejecuta, los documentos que tienes que enseñar y cómo una compañía puede guiarte con este sistema.

 

¿Qué entidades intervienen en la repatriación funeraria?

 

El organismo que tiene como función realizar el trámite es el Departamento de Servicio Popular Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores. En ese lugar tendrás la posibilidad de solicitar orientación y asistencia para entender qué es repatriación funeraria y cómo llevar a cabo el trámite, de esta forma como los documentos que deberás dar. Además vas a tener que proveer los antecedentes que te sean requeridos.

 

La otra opción es saber donde se encuentran los consulados chilenos en el exterior y contactarte con el del país en donde se causó el deceso de tu individuo cercano.  De hecho, además tienes la oportunidad de pedir una hora de atención con la entidad correspondiente para que te informen sobre los requisitos para comenzar la administración.

 

¿Qué documentos te solicitarán?

 

Al instante de administrar la repatriación tras el fallecimiento de un familiar en el extranjero, lo primordial es que seas familiar directo de la persona -cónyuge, madre, padre, tío o sobrino- y que presentes documentos que acrediten este vínculo. Como se dijo, otro requisito para comenzar el trámite radica en la exhibición de los antecedentes: la fecha y el sitio del deceso.

 

Además, seguramente, el funcionario que te va a ayudar con tu aprobación te pedirá más comprobantes que dependerán del país en el que estén los restos.  Para pedir el traslado, vas a necesitar un Certificado de Defunción original (legalizado por el cónsul chileno en la nación correspondiente).

 

Además deberás tener una fotocopia de la cédula de identidad del fallecido, de esta forma como su constancia de nacimiento y de estado civil (actualizada).  Todos estos documentos van a ser legalizados frente notario en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, donde además se va a realizar la traducción de esos que lleguen en otro idioma.  El último paso, en tanto, radica en la inscripción del deceso en el Registro Civil. Cabe nombrar que el valor del trámite variará según el país y la proporción de certificados que finalices presentando.

 

¿Por qué elegir una funeraria local para hacer este sistema?

 

En este momento sabes qué es repatriación funeraria.  Si no posees vivencia en esta clase de trámites y deseas evadir perder tiempo en un instante de mucha carga emocional como el desafío, lo destacado que puedes llevar a cabo es contactarte con una funeraria local con vivencia en repatriación funeraria -como Funeraria Inmemoria– para que te ayude.  Así mismo, tendrás la posibilidad de tener la seguridad de que los restos de tu individuo cercano van a llegar a Chile sin problemas y tendrás la posibilidad de despedirlo en tu país con los tuyos.


Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!