¿Qué son las lavandas?

¿Qué son las lavandas?

 

Originaria de Europa y del Mediterráneo llegó la lavanda, una planta muy popular por el suave y relajante aroma que despide, por la belleza que hace de ella una especie muy ornamental y por las propiedades y beneficios que le atribuyen y que son aprovechados en los ámbitos de la medicina y la cosmética.

La lavanda es un arbusto en forma de espiga con flores de color morado. Su nombre deriva de un vocablo en latín: “lavar”. Esta palabra hace referencia al uso que se le dio primordialmente en la antigüedad cuando era empleada en los baños cual jabón.

Actualmente también podeos encontrarla en muchos baños y spas porque es un ingrediente presente en la composición de algunos productos de higiene como gel de ducha o las cremas corporales que aprovechan sus propiedades calmantes.

Esas cualidades tranquilizantes de la lavanda provienen de uno de sus principales componentes. Se trata de su aceite esencial rico en geraniol o el linalol. Asimismo, la lavanda contiene taninos, presentes en las uvas y el vino. Los taninos son potentes antioxidantes, astringentes y desinflamatorios.

 

via GIPHY

¿Es fácil cultivar lavanda en tu hogar?

Algunas publicaciones especializadas señalan que no es una planta difícil de cultivar en casa. Esas publicaciones aseguran que siguiendo algunos consejos es posible tener de tu hogar la lavanda y disfrutar de todos los beneficios de esta planta.

Estos son algunos de los consejos recabados en la web para cultivar lavanda en tu hogar:

Luz

Los ambientes con luz solar directa son ideales para el desarrollo de la lavanda,  que necesita la luz solar directa y  el calor típicos del clima del Mediterráneo de donde proviene. En consecuencia, la condición ideal para que crezca en la lavanda es recibir la luz solar; concretamente unas 8 horas todos los días.

Agua

La lavanda no requiere que se le riegue en exceso. De manera que basta con que se le suministrarle agua cada dos semanas, más o menos o cuando se vea que la tierra esté completamente seca. Si la siembras en un recipiente para plantas el embase debe tener un drenaje para que la tierra no retenga la humedad demasiado.

Tierra

La lavanda tiene que ser sembrada en una tierra con un nivel  de pH neutro. Los expertos recomiendan que tenga concretamente entre 6,7 y 7,3. Este es, aproximadamente, el nivel de pH de la mayoría de la tierra que se comercializa para colocar en recipientes para sembrar plantas en casa.

Poda

Después de que la lavanda florezca corresponde realizar la poda de la planta. Hay un caso en que podar la lavanda es especialmente importante: si los tallos se están volviendo leñosos. De ser ese el caso, habría que cortar la planta aproximadamente a la mitad de su altura. De esta manera estarías fomentando su nuevo crecimiento y el nacimiento de más flores.

Ya conoces los cuidados básicos que debería tener una planta de lavanda sembrada en un entorno hogareño. ¿Te atreves a sembrarla? Si decides hacerlo toma en cuenta los consejos que te ofrecimos para cuidarla.

 

via GIPHY

 

 

 

 

 99 Visitas Totales de este artículo,  2 Visitas Hoy