Ricos bites de salmón.

Comparte con mucho amor

Deleita tu paladar con esta manera distinta y original de preparar el salmón. Idóneo para cualquier encuentro informal. ¡A todos les encantará!

INGREDIENTES

Un filete fresco de salmón.

1 taza de harina sin polvos de hornear.

10 g de levadura en polvo.

Agua suficiente.

1 clara de huevo.

1 diente de ajo.

Sal y pimienta

Merkén.

Aceite de maravilla o vegetal.

Aceite de oliva.

Tomates deshidratados.

Hojas de tu verdura verde preferida.

PREPARACIÓN PASO A PASO

  1. En primer lugar realiza la siguiente preparación: en un bowl une la harina (tamizada previamente) con la levadura en polvo, la pimienta y la sal. Añade la cantidad de agua fría necesaria para que logren integrarse los ingredientes secos. Bate hasta que la preparación tenga la consistencia de una crema, añadiendo más líquido, de ser necesario.
  2. Batida previamente, incorpora la clara de huevo, de manera envolvente. Con esto, la preparación tendrá una textura sólida y esponjosa. Si lo consideras necesario incluye harina para dar firmeza a la crema.
  3. Limpia el filete extrayendo las escamas y la piel cuidadosamente. Troza el filete en cubos idóneos para un sólo bocado (2 centímetros aproximadamente). Seca los cortes y disponlos en un bowl añadiendo la preparación inicial. Por 10 minutos deja reposar.
  4. A su vez, calienta un sartén con abundante aceite, añade el los bites para freírlos, hasta que estén dorados. Extrae el exceso de grasa con papel absorbente.
  5. Junta un tanto de merkén y 2 cucharadas de aceite de oliva en un recipiente pequeño, rápidamente bate y condimenta. Guarda.
  6. Ofrece con verduras en un plato llano decorado con tomates deshidratados y un tanto de aceite de merkén.

Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!