Una vida soñando: la moda de usar pijamas durante el día

Una vida soñando: la moda de usar pijamas durante el día

 

Los pijamas son prendas que regularmente usamos para dormir. Hay tantos tipos y variedades en el mercado, tanto para hombres, mujeres y niños, que seleccionar uno al azar es una muy mala decisión, porque las probabilidades de que el resultado sea desastroso, son muy altas.

Algunas mujeres pueden preferir camisas de hombre sencillas de gran tamaño sin ropa interior como pijamas. Otras prefieren pijamas de seda suave o algodón.

 

Por lo tanto, sin duda, seleccionar un pijama para la mayoría de las personas sigue siendo una tarea desalentadora.

Pero un momento: ¡los pijamas están de moda! En todo el mundo, los adolescentes se han acostumbrado a usarlos durante todo el día, en público, en el trabajo, en las reuniones, en las fiestas e incluso hasta en la escuela. Los entendemos, la verdad es que con pura comodidad.

Empresas de ropa de marcas muy reputadas, están sacando provecho de la tendencia, abasteciendo sus tiendas con calzas y pantalones de chándal y otras prendas cómodas, fluidas y con cinturilla elástica.

 

Los pijamas incluso están apareciendo en la alta moda: Louis Vuitton, Rachel Roy y Channel se han hecho eco de esta nueva tendencia que está llenando los guardarropas de las personas en el mundo. Y es que no hablamos sólo de pijama mujer.

 

La tendencia también es aplicada para los pijamas hombre. Afortunadamente, es una prenda muchas veces unisex, que no tiene género, atemporal, ajena al clima dependiendo del modelo y que vela siempre por un sólo punto: la comodidad.

 

Como era de esperarse, existen muchos detractores que no están contentos con esta incipiente moda de pijamas. Incluso, en algunos sectores de Estados Unidos, han prohibido la ropa de dormir con la teoría de que, de alguna manera, inhiben la motivación de los estudiantes.

Seguramente, todos estaríamos mejor (más cómodos, menos ansiosos, sustancialmente más felices, y ¿mencionamos ya más cómodos?) si los adultos habitualmente usaran pijamas afuera, durante el día. ¿Se imaginan el confort de que las mujeres usaran pijamas de mujer invierno en épocas de frío?

 

Los pijamas son menos complicados de armar que los atuendos normales, lo cual,  probablemente, no dejaría mucho más tiempo libre. Además, tienden a ser baratos, algo que dejará también mucho más dinero en la billetera.

 

¿Qué es un pijama?

El concepto de pijama es el de un “Conjunto de chaqueta o camiseta y pantalón a juego que se usa para dormir”. Pero hoy en día, las personas llaman a muchas cosas pijamas. En la actualidad, puede significar casi cualquier cosa, desde conjuntos clásicos de pantalones y top hasta pantalones de chándal y una camiseta.

 

La palabra pijama y la prenda, se incorporaron al idioma inglés a través del bengalí, durante el Raj. De hecho, el uso mundial de pijamas es el resultado directo de la presencia británica en la India en los siglos XVIII y XIX, y la influencia imperial en Occidente en ese momento.

El pijama de hombre, que se registraron como el “uniforme” tanto de la nobleza como de los campesinos indios, también trascendían el sexo, siendo usados ​​tanto por hombres como por mujeres.

 

Estas prendas se introdujeron por primera vez en Gran Bretaña en el siglo XVII, originalmente conocidos como calzones de magnate. Pero solo se hicieron populares como ropa de salón para hombres alrededor de 1870.

 

Eran la mitad de un estilo de ropa para el hogar y se usaban debajo de otro artículo que pasó de los confines del hogar a la sociedad, la chaqueta de fumar. Popular entre los hombres, el pijama hombre algodón, sin embargo, siguió siendo una opción lujosa pero cómoda para descansar hasta principios del siglo XX.

 

La liberación del pijama, de hecho, puede asociarse de muchas maneras con la «liberación» de la mujer, con pioneros tanto en la moda como en el feminismo haciendo valientes declaraciones basadas en el pijama.

●       Características

Los pijamas deben ser suaves, no pueden estar hechos de telas rígidas y ni incluir cremalleras o cierres, hebillas o dobladillos rígidos. Tampoco pueden ser ajustados (aunque eso no significa que deban ser desagradablemente holgados).

En otras palabras, la principal diferencia entre los pijamas y la ropa de día, es que los pijamas están optimizados para la comodidad, mientras que todo lo demás premia primero la estética. Si bien los pijamas pueden lucir bien, no pueden hacerlo a expensas de sentirse igual.

 

Deben estar hechos de materiales suaves, que brinden comodidad. Uno de los materiales más recomendados es el pijama algodón mujer ya que es ligero y transpirable. Sin embargo, se debe tener en cuenta que este, no aísla bien.

 

Otro gran tejido es la franela. Es muy conocido por su calidez y, por lo tanto, debe usarse en un ambiente frío. La tela de seda, es uno de los materiales más populares ya que está hecha de fibra natural y equilibra bien la temperatura corporal.

 

Del siglo XIX hasta hoy

Por alguna razón, la idea de estar tan cómodos tanto en el día, como en la noche, incomoda a mucha gente. Pero la moda de los pijamas durante el día era inevitable. La historia de la moda está marcada por casos en los que la ropa íntima y privada, irrumpe en público.

 

Los vestidos de té, por ejemplo, una vez fueron hechos para que las mujeres los usaran en casa, pero en el siglo XX se convirtieron en algo que se podía usar afuera. Los pijamas de día también encajan con otra tendencia de la moda desde hace mucho tiempo: el movimiento hacia la simplicidad.

 

Está comprobado que en el siglo XIX, las mujeres realizaban 4 cambios de ropa diarios, teniendo un vestido para la mañana, otro para la tarde, otro para la noche y si iban a salir,  se ponían un vestido de noche, para luego llegar y colocarse unos pijamas de mujer.

Esta temporada, el pijama está disfrutando de otro renacimiento en la moda, y en parte, esto es gracias a Dolce & Gabbana, que ha incluido el pijama tanto en la colección del desfile de moda «Italia is Love», como también ha creado una cápsula especial totalmente dedicada a la humilde, pero a la vez lujosa prenda.

 

Queda en evidencia que esta ropa ya no está solo destinada para dormir ¿no?

 

 84 Visitas Totales de este artículo,  1 Visitas Hoy