5 razones del porque debes invertir en terrenos

5 razones del porque debes invertir en terrenos

 

Comprar un terreno es una buena idea de inversión. En tu propio trozo de tierra podrías construir tu hogar con todas las características que te imaginas.  Dependiendo de donde se encuentre el terreno adquirido, también podrías penar en obtener plusvalía trabajándolo en proyectos que impliquen la siembra o alquilarlo para que te genere renta.

Desde el año 2021 se ha registro un incremento en la venta de terrenos en Chile. Estadísticas de compañías del sector inmobiliario registran un aumento de 118%. Las causas de esta alza en la demanda de terrenos serían varias:

  • El alto precio de la vivienda en Santiago04
  • El aumento del teletrabajo
  • La necesidad de ganar espacio
  • La necesidad de llevar una vida más tranquila

¿Cuál sería tu motivación para comprar un terreno? Si estás pensando comprar uno y aún no te decides, te damos 5 buenas razones por las cuales deberías invertir en un terreno. Sigue leyendo.

  1. Es una forma de ahorro

Invertir en un terreno es una manera eficaz de ahorrar tu dinero. Al momento de hacer la inversión sólo debes tener en cuenta aspectos como ubicación, servicio y acceso, porque de estas variables depende en gran medida la rentabilidad de un terreno.

  1. Es de fácil mantenimiento

Cuidar un terreno no exige grandes sacrificios, ni altas inversiones de dinero y esfuerzo. Solo basta con mantener tu propiedad delimitada y libre de maleza, chatarra, escombros, basura e intrusos.

  1. No acarrea gastos adicionales

Comprar un terreno resulta más económico que hacer una inversión en un inmueble tradicional. Cuando compras una casa o apartamento enseguida debes empezar a pagar contribuciones o gastos comunes por concepto de limpieza o arreglos. En contraposición, si inviertes en un  terreno no tendrás gastos adicionales hasta que decidas iniciar la construcción en el mismo.

  1. Tendrás un activo que trabaja para ti

Comprar un terreno es una inversión segura a mediano y largo plazo. A partir de los cinco años la tierra comienza a generar rendimiento y, aunque puede que en este momento te parezca que cinco años son un lapso largo de espera, el rendimiento obtenido seguro valdrá la pena. Sobre todo si tomas en cuenta el monto de inversión inicial que realizaste y el bajo mantenimiento que requirió tu terreno.

  1. Adquirir tierra es comprar un activo tangible

Al invertir en un terreno obtienes un activo más tangible que las acciones, bonos dinero o valores que se cotizan en mercados virtuales y no son estables. El valor de la tierra suele crecer a largo plazo independientemente de la situación económica local o mundial.

Invertir en un terreno bien ubicado puede abrirte las puertas hacia la libertad financiera por la rentabilidad y plusvalía que puede cobrar con el tiempo. Por otra parte, si quieres esa porción de tierra para construir tu casa, podrás hacerlo a tu ritmo y añadiéndole todos los detalles de construcción que has soñado. Desde toda perspectiva invertir en un terreno supone una ventaja.

 33 Visitas Totales de este artículo,  2 Visitas Hoy