¿A qué se le llama caloría?

¿A qué se le llama caloría?

 

En líneas generales, las calorías son unidades de energía (medida). En líneas más técnicas, es la cantidad de energía que se necesita para elevar la temperatura de 1 gramo (g) de agua en 1º Celsius (º C).

Con respecto a las calorías de los alimentos, estas unidades se utilizan para medir la energía que aportan a tu organismo los productos que consumes.

Conocer el proceso de cómo el cuerpo produce calor no fue una tarea fácil. En la antigüedad, se atribuía a causas místicas y no fue hasta 1662 que René Descartes se dio cuenta que el fenómeno ocurría gracias a la transformación de la comida en el estómago.

Ahora bien, debido a que tu cuerpo necesita grandes cantidades de energía, es común que te encuentres con el término “kilocalorías” (kcal) o calorías grandes, las cuales equivalen a 1000 calorías pequeñas.

 

Los tipos de calorías

Las calorías de los alimentos te aportan energía de varias formas, ya que no es lo mismo la energía que puedes obtener de la carne de la que puedes obtener de una rebanada de pastel, de una bebida, de una galleta, de una manzana por ejemplo. De ahí que se dividen según su origen:

 

Calorías de carbohidratos

Los carbohidratos contienen nutrientes que se procesan de manera fácil en tu cuerpo, constituyéndose en una de las principales fuentes de energía utilizada para la ejecución de diferentes actividades (1g son 4 Kcal). Sin embargo, constituyen un peligro: cuando los consumes en exceso el cuerpo almacena la energía en forma de grasa, lo que puede provocar que experimentes problemas de peso. Dentro de los carbohidratos se encuentran las papas por ejemplo.

Calorías de proteínas

Si bien las proteínas aportan las mismas unidades de calorías que los carbohidratos -1g contiene 4 Kcal- la energía tiene un proceso distinto en el metabolismo, es decir, se usa para la regeneración de tejido muscular y para la generación de hormonas y encimas. Así, es muy poco probable que se almacene como grasa. Algunas proteínas son las carnes rojas, blancas, pescados.

Calorías de grasas

Las grasas son las emperadoras de las calorías, ya que 1g contiene 9 Kcal. Pero, es preciso que sepas que existen grasas “buenas” y “malas”. Las primeras o insaturadas son importantes en la protección de órganos y la captación de vitaminas. Las segundas o saturadas se almacenan sin límites y provocan varias complicaciones en tu salud.

Calorías vacías

Estas son las que obtienes de alimentos altos en azúcar refinado y carbohidratos provenientes de productos procesados que no aportan nutrientes, como vitaminas y minerales. Debes evitarlas, ya que provocan que aumenten tus reservas de glucosa y se terminen transformando en grasa. Algunos ejemplos son las galletas, caramelos, bebidas con azúcar,  y harinas refinadas.

 

Cantidades recomendadas

En promedio, una persona adulta debe consumir entre 2000 y 2500 kcal al día, pero estas cantidades pueden cambiar según las características de la persona, el género, sus actividades diarias y su edad. No es lo mismo si pasas todo el día sentado en la oficina que su trabajo es ser repartidor en bicicleta.

Por ello, para conocer la cantidad adecuada de calorías que debes consumir cada día, lo más recomendable es consultar a un nutricionista, el cual te entregará una recomendación dependiendo de tu altura, peso y actividad física diaria.

Además, este profesional puede guiarte en cuanto a los tipos de calorías que se encuentran en los alimentos que consumes diariamente y cómo equilibrar tu dieta para mantenerte saludable.

Cómo leer las calorías en un envase

En la información nutricional de un envase, puedes encontrar diferentes valores, como los carbohidratos, grasas, sodio, sus porcentajes, las calorías de los alimentos, entre otros datos relacionados con sus componentes.

Para poder leer e interpretar correctamente cada apartado, deberás fijarte primero en el tamaño de la porción, ya que cada valor está dado en función del tamaño de la misma. Normalmente los productos empaquetados contienen más de una porción por lo que debes consumirlos con moderación en caso de que el contenido calórico sea alto. Así te mantienes con tu cuerpo saludable.

 26 Visitas Totales de este artículo,  1 Visitas Hoy