Cómo y cuándo usar decantadores de vino

Cómo y cuándo usar decantadores de vino

Internet 23/06/2023 Daniel Lamps

Cómo y cuándo usar decantadores de vino




¿Sabes para qué sirven los decantadores de vino? ¿Por qué algunos vinos se decantan y otros no? ¿Cómo debe decantarse un vino?

Si deseas saber la respuesta de cómo y cuándo usar decantadores de vino, has llegado al lugar indicado. En este artículo te diremos cuándo y cómo usar adecuadamente los decantadores de vino.


¿Qué es decantar un vino y para qué sirve?




La decantación del vino es, esencialmente, el proceso de verter (decantar) el contenido de la botella en otro recipiente (típicamente un decantador).

El propósito de esto es elevar los sabores y la experiencia de beber vino.

Hay dos formas principales por las que esto ocurre:


Se deja respirar


Cuando el vino «respira», en realidad, lo que sucede es que interactúa con el oxígeno en el aire, de modo que los taninos se suavizan, y los sabores y aromas del vino se vuelvan más evidentes.

Muchos vinos jóvenes pueden ser apretados o cerrados en nariz o paladar. A medida que el vino se vierte lentamente en el decantador, se abren los aromas y sabores. Los vinos altamente tánicos y con mucho cuerpo se benefician más de esto, por ejemplo, los vinos como el Cabernet Sauvignon y el Syrah.


Se elimina el sedimento


La decantación del vino a menudo se usa para vinos más viejos, porque estos llegan a desarrollar sedimento con el tiempo. Esto no significa que el vino esté mal, por el contrario, se trata de un proceso natural de precipitación.

El sedimento es esa textura arenosa y con poco sabor que se asienta en el fondo de la copa. La decantación nos permite deshacernos de él.

La decantación lenta y cuidadosa asegura que el sedimento se quede en la botella, de manera que se logra obtener un buen vino transparente y apetitoso.


¿Cuándo usar un decantador de vino?


Es importante aclarar que no todos los vinos necesitan decantación. Por ejemplo, muchas personas no suelen decantar el vino blanco. Tampoco los vinos jóvenes o los espumosos. Esto, por supuesto, no impide que uno lo haga si gusta.

Lo más recomendable es usar el decantador para los vinos altamente tánicos y con mucho cuerpo, vinos maduros y muy añejos.


¿Cómo elegir el decantador de vino más adecuado?


Lo primero que debes saber es que algunos vinos tardan más en decantarse que otros. Por ejemplo, los vinos tintos de cuerpo completo con alto contenido de taninos necesitan más tiempo para decantarse y, por lo tanto, un decantador con una base amplia aumentará la cantidad de oxígeno y decantará el vino más rápido.

Por lo mismo, te indicamos los decantadores más recomendables para los distintos tipos de vino:


Vinos tintos con cuerpo


Como el Cabernet Sauvignon, Petite Sirah, Tannat, Monastrell, Tempranillo, etcétera.

Usar una jarra con una base ancha.


Vinos tintos de cuerpo medio


Como el Merlot, Sangiovese, Barbera, Dolcetto, etcétera.

Usar una jarra mediana.


Vinos tintos de cuerpo ligero


Como el Pinot Noir y el Beaujolais.

Decantar en una jarra pequeña o mediana fría o a temperatura ambiente.


Vinos blancos y rosados


No es necesario decantarlos, aunque puede hacerse en una jarra pequeña y fría.


¿Cómo usar adecuadamente el decantador de vino?


Vierte vino en la jarra de modo que el líquido golpee las paredes del recipiente, de modo que el líquido entre en contacto con el oxígeno por más tiempo.

La decantación demora entre 15 minutos y 3 horas, siendo el tiempo promedio de aproximadamente 40 minutos.

Algunos ejemplos:



  • Vinos con cuerpo: aproximadamente entre 1 y 2 horas




  • Vinos baratos: necesitan oxígeno riguroso para que éste mejore los aromas. Puedes hacer esto vertiendo una pequeña cantidad en la jarra, y luego volviendo a tapar la botella y agitándola antes de verter el resto en la jarra. Espera unos 20 minutos.




  • Vinos tintos viejos: Dependiendo del estilo, la mayoría tomará aproximadamente 2 horas




En el siguiente artículo puedes leer de algunos maridajes