Los países más contaminados del mundo

Los países más contaminados del mundo

Estadísticas 21/12/2023 Felipe Morales Felipe Morales
Vietnam Gran Contaminación
Los países más contaminados del mundo

Los países más contaminados del mundo

Aunque pueda parecer una amenaza que no está, la contaminación es cada vez más evidente dependiendo del lugar del mundo del que se trate. Si bien, en algunas ocasiones, cuesta tomar dimensión de lo que ocurre, la contaminación y el calentamiento global se encuentran íntimamente relacionados y son algunas de las causas de las crisis ambientales que vive el planeta.

Por lo general, cuando se hace mención a la contaminación, se refiere a ciertas sustancias peligrosas o tóxicas que se encuentran en el medioambiente y, si se habla del calentamiento global, es para referenciar el aumento de la temperatura media del planeta como consecuencia de los accionares humanos a largo plazo.

Luchar contra el cambio climático es indispensable para que la Tierra sea un sitio mucho más sostenible y adecuado para la vida y, aunque son muchas las personas comunes, políticos, empresarios y celebridades que realmente se encuentran interesados y comprometidos por dicha temática, existen algunos países en donde la contaminación es demasiado alta.

Asia, por ejemplo, es el continente que posee algunos de los países contaminados del mundo, comenzando por Bangladesh, Vietnam y Pakistán, como consecuencia de las cantidades de carbón utilizadas en la industria y en la vida diaria, sitios con superpoblación en donde transitan vehículos que utilizan combustibles fósiles y por los modelos de construcción poco sostenibles. Lo preocupante de esta situación es que, en estos sitios, la contaminación no se limita solamente al aire, sino que los ríos también se ven afectados por los vertidos tóxicos que no se controlan adecuadamente.

Sin embargo, en la actualidad, es uno el país catalogado como el más contaminado del mundo a pesar de ser uno de los más bellos si se hace referencia a sus paisajes, y es Nepal. Esto se da, principalmente, por una preocupante cantidad de partículas formadas por polvo, hollín, metales y sustancias químicas.

 Contaminación Nepal -

Foto: Nepal Contaminado 

Causas de la contaminación ambiental

Los países contaminados lo están por diferentes causas, pero, principalmente, porque la población humana aumenta y porque el desarrollo industrial avanza a pasos agigantados. Esto produce un desequilibrio en el medioambiente que es evidente.

  • Contaminantes químicos: son aquellos que derivan de la industria química en donde se producen sustancias toxicas como ácidos, plásticos, productos que derivan del petróleo y pesticidas, entre otros;

  • Agentes físicos: son las acciones humanas como el ruido, la energía electromagnética y actividades radioactivas;

  • Contaminantes biológicos: ocurre como consecuencia de la descomposición y el fermento de desechos orgánicos como sobrantes de industrias, desagües o papeles.

Todos estos factores son negativos para el entorno natural y las causas y efectos cambian según afecten al agua, aire o suelo.

 Bangladesh contaminado -

Foto: Bangladesh Contaminado

Impactos en la salud y medio ambiente

Estar expuesto a altos niveles de contaminación de diferentes tipos, puede afectar negativamente a la salud de las personas.

La contaminación en el agua ocurre cuando la estructura de la misma se altera por poseer sustancias contaminantes. Por este motivo, la misma deja de ser apta para el consumo diario y también es inadecuada para los ecosistemas. La contaminación de este tipo ocurre cuando, por ejemplo, se vierten fluidos de cloacas, existen derrames de petróleo y cuando aparecen bacterias como consecuencia de la deforestación, ya que se filtran de la tierra y contaminan las napas subterráneas.

Consumir agua contaminada produce miles de muerte al año y, además, la transmisión de enfermedades como el cólera o la fiebre tifoidea.

Que el aire esté contaminado también produce impactos negativos en la salud y en el medioambiente. Este tipo de contaminación se da por las partículas que se encuentran suspendidas y se la relaciona directamente con la quema de combustibles fósiles como el carbón, gas o petróleo, principalmente derivada del rubro de la industria, la extracción de pozos de petróleo y el uso de vehículos.

El ascenso de las emisiones de gases efecto invernadero se encuentra como causa principal de la contaminación, pues la atmósfera posee gases que tienen funciones elementales para que la vida pueda darse en la Tierra. Por ejemplo, estos gases tienen la capacidad de frenar los rayos del sol y regular la temperatura brindando protección ante la radiación ultravioleta.

Si estos gases aumentan, se produce un desequilibrio. Esto conlleva al deshielo de los glaciares, la disminución de recursos del agua, riesgo de extinción de ciertas especies y alteraciones en el clima. Además, este tipo de contaminación aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias, cardiovasculares, ACV y cáncer de pulmón.

Por último, se encuentra la contaminación del suelo. Esto ocurre como consecuencia del uso de productos químicos y una deficiente gestión de los residuos. Por lo general, suele darse por el uso de pesticidas, los almacenamientos subterráneos, residuos urbanos como los domésticos o comerciales que no se trasladan de manera óptima, residuos derivados de las industrias y la minería, entre otros.

Los metales pesados y sustancias tóxicas, entran en contacto con la tierra y, a su vez, la misma los absorbe y repercute en la calidad de los cultivos. De esta manera, estos son consumidos por las personas y los animales, produciendo diferentes afecciones similares a las que ocurren como consecuencia de la contaminación hídrica.

 

Vietnam Gran Contaminación

Foto: Vietnam Contaminación

Estrategias y soluciones para combatir la contaminación ambiental

La contaminación ambiental es, sin duda alguna, una de las amenazas más preocupantes de la actualidad y, aunque parezca sumamente complicado evitar por completo los daños, con algunas acciones simples sí se puede minimizar el impacto negativo.

  • Reutiliza productos;

  • Separa los residuos;

  • Reduce el consumo;

  • No arrojes residuos a espacios naturales;

  • Elimina el uso de pesticidas y aerosoles;

  • Utiliza electrodomésticos con buena eficiencia energética y artefactos de bajo consumo;

  • Elige la energía renovable si está dentro de tus posibilidades;

  • Utiliza un vehículo sustentable como la bicicleta, aumenta las caminatas o el uso del transporte público;

  • Cultiva tus propios alimentos;

  • Comprométete, dentro de tus posibilidades, con organizaciones que apoyen y fomenten la sostenibilidad y la restauración del medioambiente.

 

Detener la contaminación es algo que está en manos de todos y, dependiendo del rol que cada uno ocupe en la sociedad, del compromiso y las posibilidades que tenga, no es un propósito imposible, dado que cada ayuda y acción cuenta. Se trata de pequeños y simples cambios que conllevan a un cambio de hábitos para cooperar a la reducción de lo que se contamina.