Tasa de Inflación de España 2022 al 2023

La tasa de inflación en España se situó en el 3,1%, registrando un ligero descenso de una décima durante el mes de diciembre

Estadísticas 08/01/2024 Felipe Morales Felipe Morales
Banco_de_España
Tasa de Inflación de España 2022 al 2023

La tasa de inflación en España se situó en el 3,1%, registrando un ligero descenso de una décima durante el mes de diciembre

El costo de los alimentos experimenta una disminución, mientras que la inflación subyacente se posiciona por debajo del umbral del 4%.

Por el cuarto mes consecutivo, la tasa interanual de inflación experimenta un descenso, ubicándose en el 3,1% en diciembre de 2023, la cifra más baja desde agosto de este año. Es relevante destacar que el registro más bajo se evidenció en el mes de julio, alcanzando un 1,9%.

Esta información anticipada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) proporciona la base para calcular el Índice de Precios al Consumo (IPC) medio anual, que se establece en el 3,55% durante el periodo comprendido entre enero y diciembre. Este dato presenta una marcada disminución en comparación con el récord alcanzado en 2022, que fue del 8,4%.

Causales del descenso de la inflación

Conforme al informe del Ministerio de Economía, la ligera disminución de una décima en comparación con noviembre se atribuye al constante "buen comportamiento" en los precios de los alimentos y la electricidad.

Según el Instituto Nacional de Estadística, se observa que los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas mantienen un crecimiento similar al registrado en noviembre, en comparación con el aumento experimentado en el mismo mes de 2022. Asimismo, la electricidad ejerce influencia, con un aumento de precios inferior al registrado en diciembre de 2022. En sentido opuesto, resalta la disminución en los precios de los carburantes, aunque con una intensidad menor que la del año anterior.

Añadiendo a esto, la inflación subyacente, que excluye alimentos sin procesar y energía, ha continuado disminuyendo de manera notable en diciembre, alcanzando el 3,8% (una disminución de siete décimas respecto a noviembre), marcando así la tasa más baja desde marzo de 2022.

De esta manera, la inflación concluye el año con una media muy cercana a las estimaciones de diversos organismos: la Comisión Europea proyectó un 3,6% en sus previsiones de otoño, las más recientes publicadas, mientras que el Banco de España calculó en sus últimas proyecciones trimestrales un 3,4%.

Medidas ante la inflación

En los últimos meses, España exhibe una inflación ligeramente superior a la media europea, marcando un 3,3% en noviembre en comparación con el 3,1% registrado en la UE en el mismo período. La disparidad más notable se observa especialmente en el sector alimentario, donde el crecimiento alcanzó un ritmo del 9% en noviembre, superando el 6,8% registrado como promedio en la UE.

 

En este contexto, el Gobierno ha decidido extender la reducción del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en productos esenciales hasta el 30 de junio de 2024, considerando el persistente nivel elevado de los precios de los alimentos. Hasta noviembre, se registró un aumento interanual del 9% en los precios de los alimentos, a pesar de la desaceleración de la inflación en España para ese mes, situándose en el 3,2%.

Además, se decidió prolongar la exención de pago en los trenes de cercanías para los usuarios habituales hasta finales de 2024. Además, se mantiene la reducción del 30% en las tarifas del transporte urbano, siempre y cuando las regiones continúen asumiendo una disminución adicional del 20

Las reducciones de impuestos aplicadas a la electricidad y el gas, implementadas en respuesta al inicio de la guerra en Ucrania en febrero de 2022, serán revertidas de manera gradual durante los próximos seis meses, según explicó el presidente Pedro Sánchez, debido a la disminución de los precios de la energía.%, buscando alcanzar conjuntamente el 50% del costo del billete.

Un repaso por los datos de inflación en el año

La tasa de inflación comenzó el año en un 5,9 %, alcanzando el 6 % en febrero, para luego moderarse en marzo a un 3,3 % y experimentar un repunte en abril al 4,1 %. En mayo, retrocedió al 3,2 % y durante los meses de verano se mantuvo por debajo del 3 %, registrando la tasa más baja del año en junio (1,9 %). Después de situarse en el 3,5 % en septiembre y octubre, los precios concluyen el año atenuando sus incrementos con un 3,2 % en noviembre y el 3,1 % de diciembre.

El Instituto Nacional de Estadística señala que en el comportamiento de los precios de diciembre, que experimentaron el aumento más moderado desde el 2,6% registrado en agosto, influyeron principalmente la estabilidad en la evolución de los alimentos y bebidas no alcohólicas, en contraste con el aumento observado en diciembre del año anterior, y el incremento más moderado en los precios de la electricidad en comparación con diciembre de 2022.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subyacente, que excluye alimentos no procesados y energía, experimenta un descenso significativo al cierre de 2023, disminuyendo siete décimas con respecto a noviembre y situándose en el 3,8%, marcando así la tasa más baja desde marzo del año anterior.

En España estiman una inflación más baja para el próximo año

En el año 2024, es plausible anticipar una inflación más baja que la registrada en 2023. Este pronóstico se fundamenta tanto en el comportamiento de los precios de las materias primas como en el impacto resultante de la implementación de medidas adicionales contra la inflación, que se han extendido más allá de las proyectadas hasta hace unos días.

El 19 de diciembre, el Banco de España proporcionó detalles en sus proyecciones, reduciendo su estimación de inflación para el próximo año al 3,3%, incluso sin tener conocimiento de la extensión parcial de las rebajas en los precios de la electricidad.

De acuerdo con las estimaciones del supervisor bancario español, se proyecta que la inflación disminuirá al 2% en 2025 y al 1,9% en 2026, cumpliendo así con el objetivo establecido por el Banco Central Europeo. Sin embargo, se espera que los precios de los alimentos continúen aumentando durante tres años más, superando el objetivo del 2%, aunque experimentarán una marcada reducción al 3,6% en 2024, en comparación con los crecimientos de más del 10% observados tanto en 2022 como en 2023.