Maxxa financia a pymes ofreciendo línea de crédito en menos de 3 horas

Maxxa financia a pymes ofreciendo línea de crédito en menos de 3 horas

 

Usando Inteligencia Artificial, Maxxa ejecuta en pocos minutos la evaluación crediticia de la pyme.

 

Según datos del Centro Nacional de Estadísticas, en Chile hay bastante más de 2 millones de pequeñas y medianas compañías, pilar barato que representa al 65,3% del total de los empleados formales en el país.

De ellos, son miles los que tienen que combatir, mes a mes, las secuelas económicas ocasionadas por la pandemia. Hablamos de realidades como “necesito plata para realizar los pagos los sueldos” hasta “me salió un óptimo negocio, pero necesito capital de trabajo”, todas instancias donde son pocos los que tienen la espalda financiera -o caja- para reaccionar.

Para solucionar ese tipo de ocasiones surgió la Caja Maxxa, satisfacción creada por la Fintech chilena instalada como opción ligera de acompañamiento financiero, y que busca impulsar el avance de las empresas pequeñas y medianas en Chile.

“Existe ese mal dentro de las empresas pequeñas y medianas, que sienten que las instituciones financieras no les dan mucha atención”, explica Juan Pablo González, director ejecutivo de Maxxa.

 

Qué hay en la caja de Maxxa

 

Hablamos de un grupo de ayudas financieras que llegan a socorrer a la pyme que lo requiere. Especialmente hablamos de:

Maxxa Créditos: se separan en Línea de Crédito y Crédito Empresas. El primero corresponde al ingreso a una cuenta de hasta 50 millones de pesos, límite que puede crecer en relación del buen accionar del entusiasmado. Se puede abrir de forma gratis, 100% digital y en términos de minutos. Si no se utiliza no se paga y no posee valor de mantención.

Crédito Empresas: es un crédito con garantía hipotecaria. En esta situación, se deja como garantía una propiedad en modo hipoteca. Con eso, se ingresa a un préstamo de hasta 400 millones de pesos a libre disposición con período de hasta 20 años, con la cuota más baja del mercado.

Maxxa Garantías, o “Certificados de Fianza” emitidos por medio de una Sociedad de Garantía Recíproca, con una ordenación de peligro A+. “La distingue es que la edición Maxxa tiene inferiores demandas para su emisión, siendo alcanzable de forma 100% digital y sin solicitar retención de fondo ni inmovilizar capital de trabajo. Además, si estás registrado como cliente y tienes una línea de garantía abierta, te demoras solamente unos minutos en anunciar tus garantías”, dice González.

 

La diferencia tecnológica de Maxxa

Aunque hay muchas resoluciones financieras semejantes, la clave de esta fintech nacional está en su rapidez: en contraste con los bancos que se demoran semanas en aprobar cualquier clase de asistencia financiera, Maxxa lo realiza en cosa de horas utilizando Inteligencia Artificial.

“Obtenemos datos desde múltiples fuentes de información, así como SII, deudas, morosidad, ventas, quiebras y/o deudas previsionales- para crear el ‘perfil del cliente’. Esto, sumado a su accionar histórico, nos facilita utilizar un algoritmo para, suponiendo que califique, asignarle una oferta de crédito”, precisa González, citando al sistema que obtiene datos de la compañía, accesibles en Mercado Público, y los cruza de manera rápida para saber el nivel de peligro del entusiasmado.

De esta forma responde al requerimiento de forma ligera para “salvar” a la pyme en cosa de horas. ¿La iniciativa? Apoyar generalmente al ecosistema y sumarse al resto de las instituciones financieras que en ocasiones no tienen la posibilidad de responder como lo requieren las pequeñas y medianas compañías.