¿Qué es el turismo espacial?

Comparte con mucho amor

¿Qué es el turismo espacial?

 

¡Increíble! ¡El futuro finalmente nos alcanzó! Hoy podemos hablar de turismo espacial. Podemos decir que existe y que se trata de un viaje al espacio exterior con propósitos recreacionales o de placer, como lo sería cumplir el sueño de ver el globo terráqueo a distancia. También podemos decir que es de una modalidad turística relativamente nueva.

 

Un poco de historia

En la década de los 90, Rusia se planteó liberar uno de los asientos de sus naves Soyuz, la misma que ha transportado a los más de seis centenares de astronautas que han pasado por la Estación Espacial Internacional, para llevar, previo pago millonario, a personas que, simplemente por placer querían visitar el espacio.

Fue entonces cuando Dennis Tito, magnate norteamericano y exingeniero de la NASA, se convirtió en el primer turista espacial en abril de 2001, después de pagar alrededor de 20 millones de dólares a la Agencia Espacial Federal Rusa.

Paralelamente, la industria aeronáutica desarrolló aviones espaciales, aunque solo pasaban la línea de Kármán. Es decir, el límite en el que la Federación Aeronáutica Internacional señala que empieza el espacio, a 100 kilómetros de altitud sobre la superficie.

Eso fue así hasta que el 4 de octubre de 2004, el SpaceShipOne guiado por el experimentado piloto de pruebas Mike Melville, se convirtió en el primer vehículo espacial tripulado financiado con capital privado que sobrepasaba aquella frontera, al situarse a 103 kilómetros de altura.

 

La actualidad: los vuelos de Richard Branson y Jeff Bezos

 

Jeff Bezos y Richard Branson viajaron al espacio en sus respectivos cohetes supersónicos y suborbitales. De estos hechos históricos, hitos en el turismo espacial, ha trascurrido poco más de un mes. De esta manera, se ha inicio  una nueva era de viajes espaciales en la que empresas respaldadas por multimillonarios que ofrecen estas excursiones a cualquiera que pueda pagarlo.

Tanto Bezos como Brason tienen en perspectiva empezar a comercializar los vuelos en sus respectivas naves. La de de Bezos, es un cohete de 18 metros de altura que se lanza verticalmente. Mientras que la de Branson, es un avión espacial propulsado por un cohete que se lanza desde el aire.

 

El futuro

 

El turismo espacial es un mercado emergente. De hecho es uno de los más prometedores sectores en auge, con un potencial mercado de 10.000 millones de dólares.

La oferta de aspirantes a viajar es extensa a pesar de los altos costos de los pasajes. Son por lo menos cinco las compañías estadounidenses que  compiten en este mercado: Virgin Galactic, Blue Origin, SpaceX, Axiom y Space Perspective.

A ellas hay que sumar Orbital Assembly, con su propósito de construir el primer hotel espacial de lujo. Además está La Voyager Station, que podría estar operativo en 2027. No podemos dejar por fuera las operaciones comerciales de las agencias espaciales de Estados Unidos y Rusia. En el caso de la NASA, la agencia estadounidense, a pesar de sus reticencias a llevar pasajeros civiles al espacio, cuentan ya con programa propio y nave, la CST-100 Starliner de Boeing, una cápsula reutilizable hasta diez veces, diseñada para alojar a siete pasajeros. ¿Viajarías?

 


Comparte con mucho amor

Las publicaciones relacionadas te hacen mejor amante. ¡Leelas!