¿Qué es la demisexualidad?

¿Qué es la demisexualidad?

 

La orientación sexual podría definirse como la atracción de índole emocional,  afectiva y sexual que una persona siente hacia otras del mismo género, de diferente género o de más de un género.

Hoy se conocen y visibilizan distintas variantes en el espectro de la orientación sexual. Por ejemplo, heterosexual, lesbiana, homosexual, bisexual, queer, transgénero, intersexual y asexual, entre otras. Dentro de esta última clasificación se encuentra una subcategoría denominada Demisexual. ¿Sabes que es la demisexualidad?

La demisexualidad entra en espectro de la asexualidad. La asexualida se refiere a las personas que no sienten atracción sexual por nadie. Mas esto no quiere decir que no experimenten atracción romántica o emocional o impulsos sexuales.

En el caso específico de la demisexualidad, las personas no experimentan atracción sexual hasta que construye un vínculo emocional con la otra. Es decir, una persona demisexual no experimenta atracción sexual o romántica inicialmente; sus sentimientos románticos y su deseo sexual se originan a media que su relación se desarrolla y ocurre el conocimiento mutuo, la cercanía, la intimidad con el otro dado que su estímulo sexual son las relaciones afectivas.

Sin embargo, la existencia de ese vinculo emocional no ofrece garantía que se suscite la atracción sexual. Algunas personas dimisexuales establecen diferencias entre atracción sensual (sólo abrazos y caricias) y sexual.

Otra característica resaltante de los demisexuales es que puede llevarle muchos años sentir verdadera atracción por alguien. Además, necesitan condiciones muy precisas para satisfacer sus experiencias sexuales en tiempo y forma.

En consecuencia, podrían tener pocas parejas a lo largo de su vida y experimentar sentimientos de soledad, aislamiento e incomprensión por parte de una sociedad tan sexualizada como en la que vivimos.

¿Qué hacer si te da cuenta de que eres demisexual?

Si analizas tu personalidad, gustos y sentimientos y te das cuenta de que tu orientación sexual es demisexual, acéptala e adopta prácticas e vida que te llevan a la felicidad y a la plenitud.  He aquí algunos consejos a respecto:

  • No te obligues a asumir conductas sexuales que no deseas.
  • Si sí lo deseas, explora y no aguardes de manera pasiva a que aparezca el deseo sexual.
  • Si así lo quieres, ábrete a nuevas posibilidades. Ten en cuenta que la orientación sexual es relativamente estable, sin embargo, no significa que no pueda cambiar con el tiempo y, sobre todo, a partir de las experiencias de vida que tengas.
  • Marca tus límites, no permitas que ejerzan presión sobre ti para que adoptes ciertas conductas.
  • Cuando halles a alguien que podría convertirse en tu pareja, establece claramente el tipo de relación que quieres tener.

Todas las orientaciones sexuales son válidas y quienes las manifiesta merece el respeto de la sociedad. Por eso debes sentirte liberado y cómo al manifestar tus preferencias. De no ser así, una buena idea sería acudir con un profesional certificado que puedan orientarte y ayudarte a sentirte mejor siendo tu mismo.

 

 272 Visitas Totales de este artículo,  1 Visitas Hoy