Cómo quitar el mal olor a los guantes de box

Cómo quitar el mal olor a los guantes de box

 

Cuando realizas una sesión de entrenamiento intensa, lógicamente los equipos que utilizas quedan impregnados de sudor. Por ejemplo, si realizas una sesión prolongada de KickBoxing el sudor llegará hasta la parte internas de tus guantes. Si no los limpias después de cada sesión, con el tiempo las bacterias que tienen el sudor harán lo suyo y empezarán a desprender un olor desagradable.

Para evitarlo, la mejor arma es limpiarlos cada vez que los utilices o con frecuencia. Pero, si no has cultivado el hábito de limpiar con frecuencia tus guantes de box y ya presenta mal olor, es conveniente que  trates de erradicarlo.

Para que dejes tus guates de box limpios y sobre todo libres de olores molestos, puedes aplicar estas cinco técnicas de limpieza que te sugerimos a continuación.

 

  1. Usa bicarbonato de sodio

Para neutralizar los olores desagradables presentes en tus guantes de box puedes utilizar bicarbonato de sodio. Este polvo es ampliamente conocido por sus cualidades como desodorante universal. ¿Cómo usarlo? Lava y deja secar bien tus guantes. Luego espolvorea bicarbonato de sodio en su interior. Deja el polvo por unas horas y luego sacude los guantes hasta sacar todo el polvo.

Otra manera de hacerlo es colocar cantidades aproximadamente iguales de bicarbonato de sodio en dos calcetines o medias. Amarra cada uno de ellos en la parte superior; colocar uno de los calcetines en cada guante y déjalos reposar toda la noche para que absorban las bacterias y sus olores.

Por la mañana, retira los calcetines de los guantes. Disfruta del olor a limpio y fresco.

 

  1. Usa un spray antibacteriano

Para acabar con los gérmenes y bacterias que proliferan en los guantes y que causan el mal olor, rocíalos con un buen antibacteriano. El olor irá cambiando paulatinamente.

 

  1. Sumérgelos en agua salada

Es importante que antes de aplicar esta técnica indagues de qué tipo de material están hechos tus guantes y si pueden ser sumergidos en agua sin dañarse. Si el material de tus guantes resiste el agua, procede a sumergirlos en agua salada toda una noche. Luego saca los guantes del agua, sacudiendo el exceso de líquido, y ponlos en un área bien ventilada para que se sequen completamente antes de guardarlos.

 

  1. Ponles vinagres de sidra de manzana

Vierte una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en tus manos o en una toalla limpia. Luego frótalo en el interior de tus guantes; hazlo tan a fondo como te sea posible. Deja que los guantes se sequen durante la toda noche. Repite la operación por la mañana si todavía hay olor en los guantes.

Aunque estos tips para eliminar el al olor son efectivos, la mejor solución para mantener los guantes oliendo bien es la prevención. En este sentido, lo recomendable es llevar a cabo una rutina efectiva de limpieza de los guantes una ve que han sido utilizados. Esto implica por lo menos limpiarlos con una toalla húmeda por dentro y por fuera y asegurarte de que sequen bien, sobre todo en su interior.

 695 Visitas Totales de este artículo,  5 Visitas Hoy