Bares de vinos en Santiago; Los mejores bares

Los mejores bares de vinos en Santiago Santiago de Chile, con su encanto histórico y moderna vibrante, es un crisol de experiencias culinarias y enológicas.

Salidas 13/06/2023 leo

Los mejores bares de vinos en Santiago 


Santiago de Chile, con su encanto histórico y moderna vibrante, es un crisol de experiencias culinarias y enológicas. Dentro de sus calles y avenidas, una diversidad de bares de vinos aguarda a los entusiastas y novatos del vino por igual. Pero, ¿qué hace que los bares de vinos en Santiago sean tan especiales? En este artículo, exploraremos el encanto único de estos espacios donde el vino, la cultura y la socialización se entrelazan.


Bares de Vinos en Santiago: Una Tradición con Estilo


Los bares de vinos en Santiago son una puerta a la rica tradición vinícola de Chile. Son lugares donde los amantes del vino pueden sumergirse en un mar de sabores y aromas, explorando las diversas cepas y regiones vitivinícolas del país. ¿Te gustaría saber más? Vamos a profundizar en ello.

En este punto, se describiría el ambiente y el significado cultural de los bares de vinos en Santiago, sin mencionar bares específicos.


¿Qué encontrar en un Bar de Vinos en Santiago?


Aquí, profundizaríamos en las características generales de los bares de vinos en Santiago. Esto incluiría los tipos de vinos que suelen servir, las experiencias de degustación que se ofrecen y la importancia del maridaje de vinos y comidas.


¿Por qué visitar un Bar de Vinos en Santiago?


Finalmente, exploraríamos las razones por las que alguien querría visitar un bar de vinos en Santiago. Podríamos hablar de la oportunidad de aprender más sobre los vinos chilenos, de disfrutar de una experiencia social única y de explorar una parte vital de la cultura chilena.


Aquí está Coco


Ubicado en el mismo corazón de Providencia, Aquí está Coco es uno de los mejores restaurantes de Santiago. Ofrece un excelente ambiente y una decoración bastante original, con cetáceos colgantes y detalles de cola de ballena en las sillas. Además es uno de los primeros restaurantes sustentables de todo Chile.

El menú cuenta con exquisitos y variados platos de carnes, pescados y mariscos y una buena variedad de los mejores vinos de la región. Cualquier tipo de marisco lo encontrarás en la carta, lo cual es impresionante. Lo más impresionante, sin embargo, es que tienen siempre un buen vino para combinar.


Barrica 94


Barrica 94 es uno de los bares más concurridos, no solo por sus vinos sino porque es el único bar de vinos abierto los domingos por la noche.

Cuentan con más de cien variedades, las cuales puedes combinar con delicioso platillos de mariscos o platos clásicos chilenos, como atún, empanadas y costillas.

Se trata de un lugar acogedor y elegante, y con un excelente servicio. Su menú de vinos cuenta con más de siete páginas y cada variedad aparece con notas de degustación y combinaciones recomendadas como ceviche, empanadas o un pastel de choclo.


Bocanáriz


Bocanáriz se cuenta, indiscutiblemente , entre los mejores bares de vinos de Santiago. Ubicado en el barrio de Lastarria, los amantes del vino pueden elegir entre cientos de botellas de vino chileno y un menú bastante original, el cual ha sido dividido en diferentes notas de degustación para lograr el maridaje perfecto.

Su decoración, con paredes de ladrillo, genera un espacio íntimo en el que sin duda te sentirás a gusto. Si no estás seguro de qué beber, siempre habrá un sommelier más que dispuesto a ayudarte. Además, son frecuentes las degustaciones y también organizan talleres y cursos para aquellos que buscan conocer más acerca del vino chileno.


Boragó


Boragó está considerado como uno de los restaurantes más destacados en todo el continente y es, además, uno de los cuatro mejores bares de vinos de Latinoamérica.

De diseño contemporáneo y un enfoque naturalista, es un restaurante que ofrece una propuesta innovadora, mezclando recetas autóctonas con platillos europeos de alta cocina, en compañía de una carta de vinos por demás excepcional.  Sin lugar a dudas, una excelente oportunidad para conocer las raíces culinarias del país y disfrutar de los mejores vinos sudamericanos.


La cava del sommelier


Fundada por Ricardo Grellet, uno de los mejores sommelier del país, este bar de vinos es el lugar al que debes ir si deseas aprender cómo se toma el vino.

El propósito de este maravilloso espacio es ayudarte a elegir los mejores vinos, los cuales no necesariamente deben ser los más caros. De hecho, uno de sus atractivos es que ofrecen una gran cantidad de vinos bastante interesantes a un precio accesible. Incluso, tienen la política de no recibir propinas.

Hay más de 300 etiquetas disponibles, pero la mejor opción es el menú semanal, que consta de seis vinos premium a un módico costo.


 La misión


De los propietarios de Bocanáriz surge este nuevo proyecto ubicado en el lujoso barrio de Vitacura. La misión ofrece una gran variedad de platillos tan deliciosos como inventivos, excelentes para combinar con los vinos regionales que ofrecen en su carta.

Además, ofrecen vinos de todo Sudamérica, por lo que es uno de los pocos lugares en el país donde podrás encontrar lo mejor de Uruguay, Argentina y Brasil.


La vinocracia


Ahora que si te quieres salir de lo convencional y alejarte un poco de los sitios turísticos, La vinocracia es una excelente alternativa.

Ubicado en el barrio bohemio de Nuñoa, este lugar cuenta entre sus filas con Héctor Vergara, gran maestro sommelier, quien se encarga de la selección de vinos. Más de mil etiquetas descansan en sus cavas, siendo así, uno de los restaurantes con mayor oferta de todo América Latina.

Por supuesto, la variedad de vinos regionales es espectacular y todos a un excelente precio.


Le dix vins


Ubicado en Vitacura, este bar se especializa en vinos importados, principalmente de Francia, y cada día cuentan con una promoción especial: los lunes son para las degustaciones de queso gratuitas, los martes para clases de vino, los miércoles para degustaciones de vino gratis, los jueves para ostras y mariscos, y el último viernes hay banda de jazz en vivo.


Liguria


El Liguria se ha vuelto un emblema de la ciudad, un sitio obligado para conocer los mejores platillos de la cocina chilena y combinarlos con un buen vino o si lo prefieres un pisco, que aquí hay de todo tipo.

Recetas tradicionales preparadas bajo un estricto proceso de selección de ingredientes y una cocina con tecnología de punta son la combinación ideal para un gran sabor. Aquí puedes encontrar lentejas con longaniza, plateada al horno, pejerreyes apanados, tallarines con carne mechada, charquicán o fritos de cochayuyo.


Ox


Si algo distingue a la comida chilena es sus variedad de cortes y carnes exquisitas. En ese sentido, Ox es el lugar ideal para ir a disfrutar de suculentos filetes, con el maridaje idóneo de vinos. Ox ofrece además un amplia variedad de pescados para aquellos que prefieren algo más ligero, pero sin sacrificar la calidad o el sabor.

Un local sencillo, pero con muy buena atención y una calidad inigualable.


Polvo Bar de vinos


Polvo se especializa en su variedad de quesos y embutidos artesanales junto con una amplia gama de vinos chilenos de todo el país.

Si bien es relativamente nuevo, ya se ha hecho de su fama en el bohemio barrio de Bellavista. ¡Y no es para menos! Hogareño y elegante, Polvo solo ofrece vinos orgánicos de pequeños productores, por lo que es común encontrar variedades  poco convencionales.


Terraza Pinot Noir


El lugar ideal para compartir un buen vino entre amigos. Exquisitamente decorado y bien atendido, se encuentra en el piso 8 del  Hotel Sommelier, ubicado en José Miguel de la Barra con Merced, en pleno barrio Bellas Artes. Se trata de un proyecto que busca reinventar la oferta gastronómica del barrio.

No solo consiste en un hotel boutique completamente dedicado al vino, sino que cuenta con un mirador extraordinario, lo que la hace la alternativa ideal para salir de día o de noche.



Si te gusto este artículo de los mejores bares de vinos de Santiago te recomendamos