¿Qué es un CRM y para qué sirve?

¿Qué es un CRM y para qué sirve?

 

Hoy más que nunca las empresas deben estar concentradas en satisfacer las necesidades de su clientela. Saber qué tipo de productos o servicios cubren sus necesidades y cuándo los requieren. ¿Parece difícil verdad? Sin embargo, existe una herramienta que puede ayudar a las empresas de diversos tamaños a mejorar sustancialmente la relación con sus clientes. Se trata del CRM. ¿Sabes qué es y para qué sirve?

Un Customer Relationship Management (CRM) es un software que se usa en el marco de una estrategia de negocios enfocada en el cliente. Esto quiere decir que por medio de un CRM una empresa logra mantener una base de datos detallada de cada cliente, así como un histórico de interacciones que ayuda a enriquecer y a personalizar las atenciones futuras.

La información se obtiene a partir de diferentes canales de comunicación, como por ejemplo: el sitio web de la empresa, las interacciones telefónicas o por correo electrónico, el chat en vivo o mediante las redes sociales de la compañía, entre otros.

El CRM almacena los datos de clientes actuales y potenciales como nombres, direcciones, teléfonos, entre otros. Asimismo, toma información a partir de las interacciones mediadas por la descarga o lectura de los materiales específicamente subidos en la página web de la empresa, e incluso, de los formularios que se le adjuntan al cliente para ser completados previamente a realizar las descargas.

Estos antecedentes valiosos sirven para actualizar a tu equipo y prepararlo para la interacción con clientes y prospectos. En los siguientes párrafos te especificamos para qué sirve concretamente un CRM.

  • Automatización. La función principal de un CRM es facilitar, organizar y centralizar la información de una empresa en todo lo correspondiente a las relaciones y el manejo de contactos y clientes.  Logrando este objetivo, podremos contar con toda esta data 24/7 e impulsar la colaboración entre los trabajadores.
  • Gestión de contactos. Permitir añadir fácilmente los contactos, organizarlos sin esfuerzo y de forma flexible.
  • Fases de venta. Hace posible la visualización de todos los contactos, clasificados en función a la etapa del proceso de ventas en el que se encuentren. Por ejemplo: exploración, calificación de los contactos, envío de propuesta, negociación, venta ganada o venta perdida.
  • Gestión de documentos. Ayuda a ahorrar en la búsqueda de los documentos necesarios para armar propuestas comerciales mediante el uso de plantillas.
  • Captura automática de datos. Captura datos relevantes sobre los clientes y prospectos. Y no nos referimos solo a nombre y direcciones. Por ejemplo, también deja constancia del contenido de conversaciones específicas.
  • Informes.  A través de un CRM es posible crear informes automatizados y personalizables a las necesidades de la empresa. Estos informes son fácilmente exportados en diversos formatos.
  • Gestión de tareas. Crear tareas y eventos, asociándolas a contactos, oportunidades o negociaciones.
  • Mide el impacto de las campañas de marketing. el CRM puede medir el impacto que está teniendo tu campaña de marketing. Por ejemplo, puedes conocer la cantidad de tráfico que se está generando hacia su sitio web.

 

Un CRM ayuda mucho a la correcta gestión del cliente porque está enfocado en satisfacer sus necesidades de su cliente y ayudarle a resolver los inconvenientes que pueda encontrar a la hora de usar el producto o servicio que ofrece tu empresa y todo puede hacerlo desde una misma plataforma.

 

 79 Visitas Totales de este artículo,  1 Visitas Hoy